COFRADEMANIA

domingo, 13 de marzo de 2011

"El mayordomo no puede hacer lo que quiera o crea. Es un puesto más"

-¿Cuál es o debería ser el papel del mayordomo ?

-Es un gestor de recursos. Tanto materiales, como humanos. Y variará en función de las necesidades de la cofradía, de si está consolidada en el tiempo y la historia o está empezando a caminar. En el caso del mayordomo del Santo Crucifijo, creo que es misión indispensable ser el pegamento de la corporación, el que consiga que todo discurra sin mayores problemas en el día a día de la hermandad. Debe cuidar el patrimonio, es obvio, pero debe también animar a sus hermanos a trabajar cada día más por engrandecer el nombre y la devoción del Santo Crucifijo de la Salud y María de la Encarnación.

-¿Se ha superado aquello de que es la 'fregona' de la cofradía?

- Si fregona lo entendemos como término despectivo, por supuesto que sí. Al menos, en mi hermandad de San Miguel el mayordomo es un cargo muy exigente, pero también valorado. Pero es que además, creo que un mayordomo que quiera mandar en lugar de servir se estará equivocando, entre otras cosas, porque no estará siendo fiel a la propia etimología de su cargo. El mayordomo está para servir, claro que sí. Pero no entiendo qué hay de denigrante en servir a Dios y a su bendita Madre. Es más… El Santo Crucifijo es el que mejor paga. De largo además…

-¿La mayordomía es un poder fáctico?

-La mayordomía es quien soporta el día a día de la hermandad, y ahí está su grandeza y su peligro a la vez. Son los que más horas están en la hermandad, llegan los primeros, se van los últimos, asumen en muchos casos trabajos específicos que no son los suyos… Pero eso no da derechos añadidos, no significa que un mayordomo pueda hacer lo que crea o quiera. Un mayordomo es sólo un puesto más dentro de la cofradía, y tiene una responsabilidad jerárquica. Se debe por tanto a su hermano mayor, a su junta de gobierno y a su cabildo de hermanos. Y la comunión del mayordomo con su hermano mayor debe ser fluida, basada en la confianza mutua. Así es en mi caso, desde luego.

-¿Qué es lo más agradecido del cargo?

-Todo lo que tenga que ver con el Santo Crucifijo y con María Santísima de la Encarnación. Los montajes, las oraciones calladas al terminar un traslado, verlo el pasado miércoles en su cruz de plata tanto tiempo después… Me limito a crear escenarios, a buscar ambientes adecuados para que la devoción a mi Cristo aumente… Sensaciones, sentimientos… La cercanía que tiene un mayordomo con sus imágenes no la tendrá nadie jamás. Vives y sientes momentos que sabes que sólo sentirás mientras estés en el cargo. Soy un privilegiado. Jamás le agradeceré lo suficiente a quien corresponda la confianza que depositan en mí.

-¿Y lo más difícil?

-La auto exigencia. Tener la sensación de que siempre pudiste dar un poco más, que pudiste entregar algo más a tu hermandad. Saber que por mucho que hagas, siempre pudiste hacer algo más que beneficiara a tu cofradía. Ser el nexo de unión, el punto de encuentro de tantos hermanos tantas horas al día a veces te produce cierta desazón, porque te exige una presencia física en la hermandad casi diaria. Es sacrificado por supuesto… Pero lo sabía al aceptarlo.

-¿Ser mayordomo tiene un alto ingrediente vocacional?

-Ingrediente vocacional tiene un secretario, o un tesorero, que hacen una labor oscura y callada y casi nunca lo suficientemente agradecida. Y están ahí, sin que nadie les reconozca el mérito jamás. Y lo tienen, doy fe de que lo tienen. No soy más que nadie, ni menos que nadie. Soy uno más de la hermandad, enamorado del Santo Crucifijo de la Salud. Nadie lo quiere más que yo… Pero dudo también que alguien lo quiera menos. Quién es capaz de mirar a mi Cristo y se queda impasible…

-¿Tiene ganas de seguir o el cargo 'quema' demasiado?

-Eso habrá que preguntárselo a mis hermanos. A los próximos que entren en la junta, que tendrán todo mi apoyo cuenten conmigo o no. Iba a la hermandad a diario antes de entrar en la junta de gobierno. Y pretendo hacer lo mismo cuando salga de ella… Creo que dos legislaturas, que son las que llevo en el cargo, son más que suficientes para poner en práctica mis ideas, aunque reconozco que muchas de ellas se han quedado guardadas por ahí… Será el Santo Crucifijo quien decida. Yo estaría toda la vida sirviéndole sin problemas… como haría un fiel mayordomo.

(Entrevista realizada por Francisco Abuín, para Diario de Jerez, el 13 de marzo de 2011. Foto: Fernando Morales)

domingo, 9 de enero de 2011

Un puma manda entre águilas

Tiene tan sólo 33 años, y ya es hermano mayor de la hermandad del Soberano Poder. No sorprende puesto que el anterior máximo dirigente de la corporación también rompió moldes con su juventud y su carisma. Daniel Gil, o Puma, como le conocen sus amigos, tiene la difícil misión de hacer olvidar a Iván Cote, hermano mayor del Soberano Poder desde su fundación en 2004 y un referente en la cofradía desde que era una agrupación juvenil. Y lo hace convencido de que el éxito de su gestión estará en no tocar nada de lo dispuesto por Cote durante estos años de mandato al frente del Soberano.
«No tengo miedo de reconocer que quiero ser un hermano mayor continuista, solidario con el pasado que he heredado», afirma sin reparos Daniel Gil cuando le preguntan cómo será su gestión al frente de la corporación. «He recibido una hermandad en muy buen estado, y sería absurdo cambiar ahora. La hermandad está asentando sus pilares y hay que dar cierta continuidad al proyecto que hemos heredado». Este compromiso lo ha adquirido con los hermanos del Soberano Poder incluso por escrito, ya que en la carta que envió presentando su candidatura dejó meridianamente claro que su labor al frente de la hermandad del Miércoles Santo sería una continuación de la realizada por Iván Cote.
«Es que no podía ser de otra manera», afirma Gil cuando se le pregunta por este tema. «He sido secretario de la hermandad, he sido teniente hermano mayor, he participado de la creación de la hermandad desde sus primeros pasos. ¿Cómo voy a querer cambiarla ahora?». Por tanto, y mientras no medie un desastre, los puestos de la cofradía permanecerán inalterables. La Agrupación Musical de la Sentencia seguirá sonando tras el paso de misterio del Soberano Poder, y el capataz seguirá siendo Raúl Rodríguez. «La banda está plenamente identificada con la hermandad y siempre dan el máximo el Miércoles Santo, por lo que seguirán. Y aunque Raúl será mi teniente hermano mayor, no tiene el puesto de capataz asegurado en esta legislatura, aunque mi intención no es cambiarlo a menos que ocurra un desastre en la estación de penitencia. Tiene una cuadrilla con más de cien hombres, el paso va y viene dignamente, no arrastra los zancos. Mientras no demos un espectáculo, mi intención es respetar ese puesto, aunque comprendo que en una cuadrilla tan grande haya aspiraciones de ser capataz, o de cambiarlo», añade.
Modernizar la hermandad
Sin embargo, hay una parte de la cofradía que el nuevo hermano mayor sí quiere cambiar prácticamente por completo, y que no afectará a la vida de hermandad. Se trata de la secretaría y la tesorería, a la que la nueva junta de gobierno quiere dar un impulso para colocarla al nivel del resto de corporaciones de la ciudad. Modernizar es el objetivo que se ha marcado Daniel Gil para estos próximos cuatro años, ya que se ha encontrado como nuevo dirigente de la corporación un cuadro de excel con los hermanos, y unas cuentas aprobadas pero casi sin informatizar.
«Entiendo que hemos llevado hasta ahora la hermandad como una familia, pero es la hora de modernizar secretaría y tesorería. Domiciliar los pagos, tener un programa que te actualice el censo, que te reparta papeletas de sitio...». Una de las mayores preocupaciones será sin duda la tesorería, puesto que la hermandad ha sobrepasado con holgura el medio millar de hermanos, y la contabilidad se realiza siguiendo procedimientos rudimentarios que no aseguran una correcta actualización de los números de la hermandad.
Son cifras que por otra parte deben estar perfectamente cuadradas, porque la intención de la nueva junta de gobierno es fomentar más si cabe la participación de los jóvenes en la cofradía, una de las partidas más costosas en los actuales presupuestos debido al número de ellos que frecuentan la parroquia de La Granja. «Los jóvenes son sin duda el gran tesoro que tiene la hermandad del Soberano Poder. Cuando nosotros hablamos de caridad, es una caridad enfocada a los más jóvenes de la hermandad, del barrio. Queremos ayudarles a que progresen socialmente, a que tengan unos estudios dignos. Queremos formarles, ayudarles para que no se estanquen». Este esfuerzo, según el hermano mayor de la cofradía, «supone un esfuerzo importante económico y personal, pero merece la pena. Necesitamos formadores, monitores... Pero todo es poco para ellos. Así estaba en la anterior junta de gobierno, y así seguirá en esta legislatura».
Compromiso eclesial
Todo esto no sería posible sin el compromiso de la hermandad con la parroquia, y del párroco con la hermandad. Lorenzo Morant es el párroco y director espiritual de la corporación, y mantiene una relación «estupenda con la cofradía. Hemos creado la figura del enlace de la junta con la parroquia. Queremos que cualquier necesidad que tenga la parroquia sea solucionada a la mayor brevedad posible. En la parroquia tenemos nuestra casa, y no queremos dejarla desatendida».
Y esto, incluso si la hermandad consiguiera en estos años una casa de hermandad, un anhelo de la cofradía desde hace años que todavía no ha podido ser satisfecho. La hermandad necesita un sitio donde poder guardar todos los enseres de la corporación, más que un sitio donde reunirse, ya que «en la parroquia nos sentimos como en nuestra propia casa. Aunque tuviéramos una sede, haríamos nuestra vida de hermandad en la iglesia, cerca de nuestros titulares».

La bendición de la Virgen de las Mercedes, el gran reto pendiente



Ya está en Jerez. Descansa, como hiciera la Esperanza Macarena en la Guerra Civil, en casa de un hermano de la cofradía, que se prefiere mantener en el anonimato. Pero ya está en Jerez. Nuestra Señora de las Mercedes, la dolorosa que Romero Zafra ha realizado para la corporación del Soberano Poder, iba a ser bendecida el pasado 28 de noviembre, pero el anterior hermano mayor de la corporación decidió posponer la bendición y que fuera el próximo hermano mayor el que se ocupara de un acto que está llamado a marcar el futuro inmediato de la cofradía que preside Daniel Gil. Quizá por ello, y pese a que la dolorosa ya está aquí, la hermandad ha decidido que será después de Semana Santa cuando se bendiga la talla. A falta de los permisos correspondientes por parte de la delegación diocesana de hermandades y cofradías, la corporación quiere que sea en mayo cuando la imagen sea bendecida por el obispo de la ciudad, monseñor Mazuelos. Una convocatoria para la que la hermandad baraja diferentes alternativas, ya que la parroquia de La Granja podría quedarse pequeña debido a la expectación que ha levantado la imagen de Romero Zafra en nuestra ciudad.
De hecho, la hermandad tiene claro que quiere contar con todas las hermandades, y quería respetar el calendario de todas ellas en Cuaresma, cargada de actos culturales y cultuales que no permitirían la difusión y trascendencia que la hermandad quiere darle a esta bendición. Así que habrá que esperar hasta mayo. Pero seguro que merecerá la pena.
(Artículo escrito en LA VOZ, el 09 de enero de 2010. Foto: Juan Carlos Corchado)


lunes, 15 de noviembre de 2010

Buena mano, don José...


Me dicen que igual no hay reprimenda para los hermanos mayores. Que todo queda en una simple corrección fraterna, con el consiguiente respaldo al decreto que ya firmara hace semanas permitiendo que las cofradías estuvieran hasta las tres de la tarde en la jornada del Sábado Santo en la diócesis. Me dicen que igual hasta anuncia una procesión extraordinaria, un Santo Entierro Magno quizá, una Magna de Palios aventuran otros... También me cuentan que no, que dará su brazo a torcer y que habrá cofradías por la tarde. Unos aseguran que será él quien la decrete. Otros, que lo dejará en manos de Muñoz Natera...
Cada uno cuenta la película como quiere, pero lo cierto es que José Mazuelos tiene en vilo al Jerez cofrade, y que no será hasta mañana cuando los hermanos mayores sepan para qué se les ha convocado en el Auditorio Juan Pablo II. En cualquier caso, buena mano, don José. Que para obedecer estamos...

domingo, 14 de noviembre de 2010

Posiciones indignas de un Pleno

Sorprende que todos, salvo uno, hayan firmado el documento que solicitaba un pleno extraordinario para hablar del Sábado Santo. Pero lo realmente desconcertante es que las votaciones casi se repitieran cuando el voto fue, a petición cabal del hermano mayor del Santo Entierro, secreto. En sobre cerrado, con la posibilidad de elegir papeleta, sin firma, sin que nada ni nadie pudiera saber jamás tu elección.
Sorprende, porque es rara la ocasión en la que los hermanos mayores se ponen de acuerdo para algo, todo hay que decirlo. Y me parece indignante que luego alguno se quiera saltar esa unidad. Es indigno del sillón que ocupa que un presidente, ante la unidad de los hermanos mayores, ante una votación que se gana no con mayoría, sino con aplastante mayoría, diga públicamente que no respalda la decisión del pleno, y que se limita a cursar la petición a la Casa de la Iglesia. Es indigno que diga que está únicamente de parte de su obispo, dejando entrever por tanto que las hermandades igual no, cuando un presidente debe situarse siempre, repito, siempre, al frente de las cofradías. Y si no se siente capaz de hacerlo por motivos laborales, morales, religiosos, económicos o de cualquier otra índole, debería dimitir en el mismo momento que cursa la misiva al Obispado. Por dignidad.
Pero igual de indignante me parece que los hermanos mayores no se lo hagan ver al presidente de la Unión de Hermandades. Que se pierdan en batallas cuando tienen la guerra delante. Que pidan un pleno extraordinario para debatir el Sábado Santo, porque así lo pidieron, para que luego se reduzca a firmar, con todo el trabajo ya hecho, con la débil excusa de no opinar nada para que los medios no manipulásemos la verdad. La única verdad es que los periodistas no entran en los plenos, y si sabemos lo que pasa, será porque alguien nos lo cuenta. Y mal iremos si nuestros máximos dirigentes no son capaces de debatir sin pelear. Mal iremos si son capaces de ir al Obispado a escuchar a Mazuelos, sin antes convencer a Natera de que esté con ellos. Mal iremos...
(Artículo publicado en LA VOZ, el 14 de noviembre de 2010)

La hora del Sábado Santo


«Ya hemos hablado de que creemos que la inexistencia de procesiones en Sábado Santo termina devaluando la importancia de este día y, como consecuencia, muchos fieles terminan de prescindir de la celebración más importante de nuestra fe: la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo». Así de claro lo afirman los hermanos mayores en el escrito remitido al obispo de la ciudad tras el pasado pleno extraordinario. Están convencidos de que Jerez necesita, por razones litúrgicas, sociales, culturales, económicas y religiosas un Sábado Santo, pero no el ideado desde el Obispado, sino uno vespertino.
El prelado de la ciudad, monseñor Mazuelos, sorprendió hace escasas fechas al cambiar un decreto que se mantenía en vigor desde 1984, cuando la hermandad del Santo Entierro pasó a engrosar las filas del Viernes Santo en la última posición de la jornada. Este decreto dejaba sin validez uno anterior, firmado por el cardenal Bueno Monreal en 1956, que permitía las procesiones en Sábado Santo. De hecho, la hermandad del Santo Entierro organizó en aquella ocasión un Santo Entierro Magno, con la incorporación de varias hermandades al cortejo procesional de la cofradía del Calvario.
Los hermanos mayores, ante la acusación del máximo dirigente de la Piedad de insolidaridad -ya que, según el escrito que han elevado a la Casa de la Iglesia, «el obispo le había indicado que denotaba un escasísimo apoyo a la petición de la hermandad llegando a señalar que sólo la hermandad me da los pro, todos los demás me dan contras»-, exigieron la celebración de un Pleno extraordinario. Aunque eran necesarias tan sólo 14 firmas de los hermanos mayores, la realidad se impuso. Nadie quería que la culpa de que no hubiera Sábado Santo fuera de ellos. Todos, salvo uno, firmaron la celebración de pleno.
Había incertidumbre entre los hermanos mayores, porque no sabían cuándo ni cómo celebraría Manuel Muñoz Natera el Pleno. Y, como siempre, el presidente sorprendió, ya que la respuesta fue fulminante. En pocos días se celebraría un pleno extraordinario, y los hermanos mayores se pusieron a trabajar a destajo para elaborar un escrito que debía contener las razones litúrgicas, pastorales, económicas, sociales e incluso históricas para avalar la solicitud de la hermandad del Santo Entierro. La idea es clara, cambiar el decreto que ha firmado José Mazuelos, en el que alega motivos litúrgicos para permitir la salida procesional del Santo Entierro, pero en la mañana del Sábado Santo, y no en formato vespertino.
Esta sorprendente decisión fue recibida con escasa ilusión por los hermanos de la Piedad, que veían limitadas sus aspiraciones de crecimiento como corporación. Si el Viernes Santo les obliga a recogerse a las cuatro de la mañana, el Sábado Santo les obliga a salir temprano en una jornada que es laborable y que acumula mucho cansancio en las piernas de los cofrades de la ciudad.

Las claves de la jornada
El escrito presentado por los hermanos mayores no se limita a apoyar las necesidades del Santo Entierro, sino que abre las puertas a la celebración de un Sábado Santo con otras cofradías que se pudieran ir incorporando, algo que desde el Consejo y desde el Obispado no se vería con malos ojos en caso de que Mazuelos este martes diera su brazo a torcer. De hecho, el escrito, en su punto cuarto, responde abiertamente estas cuestiones, asegurando que «no pasaría absolutamente nada porque sólo realizara su Estación de Penitencia la hermandad del Santo Entierro tal como hemos podido comprobar que pasa en muchísimas ciudades españolas. También hemos de decir que creemos que lo recomendable sería, como nuestra experiencia nos demuestra, que el número de hermandades en la calle no fuera sustancialmente inferior al de cualquier día de nuestra Semana Santa».
Los hermanos mayores muestran una comparativa de otras localidades, no sólo de Andalucía, donde se celebra el Sábado Santo por la tarde. Las más cercanas son las referencias básicas, ya que el Sábado Santo en Sevilla está más que consolidado y en Cádiz el año pasado el obispo Ceballos voló por los aires el acuerdo firmado por Obispos del Sur, aquél al que en repetidas ocasiones hizo referencia Juan del Río para no ceder ante las aspiraciones de los cofrades de tener un Sábado Santo en Jerez.
Los hermanos mayores se atreven incluso a aventurar que habría cofradías que en un futuro podrían incorporarse a ese día. También hablan de las nuevas hermandades que van poco a poco engordando la nómina de cofradías que podrían hacer estación de penitencia a la Catedral en Sábado Santo. La realidad, con todo, es que a principios de esta semana se ha ubicado a la hermandad de la Paz abriendo el Lunes Santo. Sin embargo, los hermanos mayores firmantes, todos menos uno, se apoyan en la Pastoral de los Obispos del Sur para las Hermandades y Cofradías, que dice «las procesiones que permiten a los fieles contemplar los misterios de la Pasión de Cristo y los dolores y soledad de la Virgen María pueden ser muy adecuadas también el Sábado Santo». Los hermanos mayores afirman convencidos que «los misterios de la Pasión de Cristo y los dolores y soledad de la Santísima Virgen son casi todos los que desfilan en la Semana Santa, puesto que la Pasión de Nuestro Señor comienza en el Huerto de los Olivos y termina en el Sepulcro», desmontando con esta afirmación la teoría de que tuvieran que salir únicamente los titulares que tuvieran a Cristo muerto en cruz o siendo trasladados al sepulcro.
Pues con estas razones y con el «apoyo a la petición de la Hermandad del Santo Entierro de realizar su estación de penitencia en la tarde del Sábado Santo en horario adecuado a sus posibilidades y con la menor interferencia posible con la celebración de la Vigilia Pascual», los hermanos mayores irán el martes al Obispado. A obedecer lo que finalmente dicte Mazuelos.
(Artículo publicado en LA VOZ, el 14 de noviembre de 2010. Foto: Esteban)

miércoles, 21 de abril de 2010

Sigo en La Voz Digital...


¡Te recuerdo que te espero en el blog que mantengo activo en LA VOZ DIGITAL! Lo último, la destitución de Manuel Campos del martillo de la Coronación...

www.blogs.lavozdigital.es/pepevegazo

No digas que no escribo... Todo lo que te quiero contar, lo encuentras en La Voz Cofrade, un nuevo canal de comunicación de nuestras cofradías...

www.lavozcofrade.com

domingo, 21 de marzo de 2010

www.lavozcofrade.com


Muchos me preguntan que dónde ando... Que por qué no escribo...

Se equivocan, escribo más que nunca.


Te sorprenderá.